Protección antiincrustante de cascos

MacGlide consiste en un film adhesivo protector que se coloca debajo de la línea de flotación y está recubierto de pintura de silicona. En otras palabras, es una “pintura submarina adhesiva”, un avance tecnológico con múltiples beneficios.

MacGlide se basa en un principio activo antiadherente. Por lo tanto, MacGlide evita la colonización del casco, sin propagar biocidas y otros pesticidas, los cuales afectan la base de la cadena alimentaria acuática. MacGlide es diferente de las pinturas tradicionales ya que no se deteriora y mantiene sus propiedades con el transcurso del tiempo (cinco años), más allá de las variaciones biológicas de las aguas en las que se navegue.



Además de preservar la vida marina, también ofrece otros beneficios que hace años proporcionan la motivación para usar este tipo de revestimiento antiadherente en cruceros, barcos mercantes y buques de guerra: reducción del arrastre, optimización del consumo de combustible, autolimpieza a velocidades críticas y duración de cinco años, lo que aumenta la rentabilidad operativa de los buques.

El recubrimiento de silicona se reviste con un film autoadherente mediante un proceso de fábrica que incluye un control del perfil de espesor y no emite compuestos orgánicos volátiles (COV) en la atmósfera.

Una exclusiva laca selladora completa la solución de MacGlide, la cual también puede usarse para realizar reparaciones localizadas.